LAILI LAU - DISEÑADORA DE MODA.

Laili Lau es una diseñadora de moda nacida y criada en Venezuela, creció en el siempre verde valle de Caracas y actualmente vive en Brooklyn, Nueva York. Con un hogar mixto asiático y latinoamericano y su sensibilidad innata hacia las texturas y el color presente en la naturaleza, desarrolló un estilo único que surgió desde que comenzó a coser prendas en el 2005. Su principal objetivo es reflejar la sensación de asombro producida por el mundo natural y el poder de la feminidad.


Cuéntanos un poco acerca de ti.

Soy de Caracas, Venezuela. Toda la vida me ha encantado dibujar y la naturaleza siempre ha sido importante para mi. Mis padres me criaron yendo al parque o al mar. Eso influyó demasiado en mi, yo decía, “En algún momento tengo que estudiar algo que me permita expresarme y que la naturaleza esté involucrada de cierta manera.” Siempre me gustó dibujar pero nunca en la vida me imaginé que estudiaría diseño de modas, jamás [se ríe]. Mi cabeza siempre estuvo en otro mundo y constantemente decía, “Bueno, estudiaré arte pero a la vez no me gusta porque es muy teórico.” Nunca tuve muy claro mi futuro en cuanto a lo que estudiaría en la universidad como tal. Un día mi mamá me habló de una escuela de arte en Caracas y yo le dije, “Está bien, buenísimo," y bueno empecé a estudiar ahí.


La experiencia en esa escuela fue muy gratificante, me encantó. El diseño de modas es una carrera muy de oficio, es decir, tienes que saber coser, o hacer patrones y esas son cosas que yo en mi vida había hecho. Yo era tan mala cosiendo que tuve un profesor que me decía, “Laili, estás a tiempo. Aún estás en primer año. Coses terrible,” [se ríe]. Me gradué y después trabajé para varias marcas en Venezuela y todo el proceso ha sido muy importante para desarrollar mi propia marca y mi propio estilo. Me gustó estudiar diseño de modas aunque honestamente, nunca lo vi como una carrera como tal pero yo no quería estar saltando de universidad a universidad y me dije, “Tengo que terminar esto sea como sea.” Cuando me gradué, a mis profesores les gustó mucho mi tesis pero yo estaba exhausta. Yo ya estaba como que, “Hasta aquí llegué yo, no puedo coser toda mi vida,” [se ríe]. Después surgió una oportunidad de ser el nuevo talento de un proyecto y de diseñar algo libre y algo que a mi me guste y no lo pude desaprovechar. Una cosa me llevó a la otra y me di cuenta de que sí lo disfrutaba bastante.


¿Qué motiva tu marca? ¿Cuál es el propósito detrás de ella?


 Cuando yo estaba en el colegio y a punto de graduarme, decía, “No encuentro algo que a mi me guste de verdad.” No sé si tenía algo que ver con mi ego porque usualmente yo soy muy específica con lo que quiero, pero un día quise probar lo que se sentía diseñar. Lo que más me gusta del diseño de modas, a pesar de ser algo muy artístico, es que haces algo y lo tienes ahí mismo. Me gusta que no dependes de varias personas, esto es algo que solamente depende de mi. Yo puedo llegar a ser muy inquieta muchas veces [se ríe] así que me gusta hacer algo y ver el producto físico ya listo. 


¿Cómo desarrollaste tus habilidades?

Intentándolo una y otra vez. Sobretodo tratando de tener experiencias con otras marcas y otros pequeños diseñadores. Cuando me gradué, tenía un estilo completamente diferente al de ahora y es chevere ver ese proceso de tu evolución.

Habla del proceso de venir desde Venezuela hasta Estados Unidos para cumplir tus sueños.


Fue muy difícil. Yo ya tenía muchos años dedicada a mi marca en Venezuela. Mis hermanos ya se habían mudado a los Estados Unidos pero mis padres seguían en Venezuela y yo no los quería dejar. En el 2017, apliqué por una visa de talento y me la dieron. Yo soy una persona a la que le encanta controlar todo lo que hace desde la etiqueta hasta la página web. Obviamente tuve diseñadores en Venezuela que me ayudaron pero yo siempre tenía mucho que ver con eso también. Siempre he sido así con todas mis piezas. Yo me fajo a coserlas todas. En Venezuela tuve una asistente maravillosa pero ella también se fue del país así que prácticamente todo lo hacía y lo sigo haciendo yo.


Si tuvieras que darle un consejo a una versión más joven de ti misma, ¿Qué le dirías?

"Así sean millones de metidas de pata, al menos puedes decir, 'Lo intenté, lo probé, y aprendí de esto.'"

Le diría que lo intente todo y que no tenga miedo a nada. Al final, de lo único que te arrepientes es de las cosas que no intentaste o de las que no hiciste. Así sean millones de metidas de pata, al menos puedes decir, “Lo intenté, lo probé, y aprendí de esto.” Quedarte con las ganas de haber intentado algo es muy duro y es difícil preguntarte, “¿Qué hubiera pasado si hubiera tomado esta decisión en vez de la otra?”


¿Qué  le dirías a alguien que se siente perdido y no sabe cuál es su misión en la vida?

"Lo más importante es tener paciencia, y entender que el proceso de cada uno toma su tiempo. No te compares con la persona de al lado."

Les diría que escriban y que observen las cosas que más les gusta hacer. Otra cosa de las que me he dado cuenta es que la vida te enseña muchas cosas para que crezcas y evoluciones. Cuando eras pequeño, tenías otros sueños y ahora creciste y tus sueños cambiaron y todo eso también está bien. Lo más importante es tener paciencia, y entender que el proceso de cada uno toma su tiempo. No te compares con la persona de al lado. Por muchos años, yo me frustré mucho porque mi marca es pequeña y algunos de mis compañeros de clase tienen sus marcas más establecidas, pero después me di cuenta de que cada presencia es totalmente distinta, y lo importante es disfrutarlo y ser consciente de eso. Celebra tus pequeños logros y disfruta del proceso. Algo que aprendí aquí en los Estados Unidos es a hacer muchas cosas distintas [se ríe]. Yo he tenido muchos trabajos desde que me mudé. Es importante desprenderse de esas etiquetas y creencias de, “Yo tenía todo y ahora no tengo nada,” simplemente porque tienes varios trabajos. Te enseña mucho a apreciar a otras personas, y a ser humilde. En seis meses o en unos años más adelante dirás, “Todo lo que he hecho me ha traido hasta aqui.” 

Para cualquier pregunta o consulta, comunícate con Laili en:

©2020 by My Life Essentials Magazine.